INFANTIL

La etapa de la Educación Infantil ofrece al niño una ampliación de su campo de relación, tanto con los adultos como con otros niños de su misma edad. Además le posibilita participar en experiencias organizadas que contribuyan a que su crecimiento sea armónico e integral.


El primer ciclo de la Educación Infantil comprende desde los ocho meses de vida hasta los tres años. En esta etapa formativa inicial, en la que familia y escuela comparten el objetivo de educar integralmente a los niños y niñas, nuestro centro fomenta la comunicación con la familia, considerando que esta relación es indispensable para el buen desarrollo del aprendizaje temprano, ofreciendo al niño seguridad, motivación y unas pautas comunes.


Es fundamental asentar las bases de este aprendizaje, educando en la libertad y la tolerancia. Así, nuestros objetivos deben estar consensuados con el entorno familiar del alumno para favorecer su consecución.


Para asegurar que la comunicación sea fluida y efectiva, utilizamos agendas DIARIAS, donde canalizamos toda la información en ambos sentidos. Estas agendas son específicas para cada nivel   puesto que las necesidades son distintas. En ellas queda registrado diariamente el comportamiento personal, la ingesta de alimentos, las deposiciones y el descanso.


El momento de la comida es, para los más pequeños, un momento del día muy importante. Intentamos facilitar el tránsito de la ingestión de alimentos líquidos a semisólidos pero sin acelerar el proceso natural. Las buenas normas y/o hábitos de alimentación infantil son muy importantes para el desarrollo del niño/a y deben ser cuidados desde las primeras etapas de su crecimiento. Así pues, ayudados por los educadores, los niños van adquiriendo los hábitos y autonomía necesarios para su desarrollo. Tras la comida, los niños de hasta 3 años duermen la siesta en el espacio habilitado para tal fin en sus aulas.


El Segundo ciclo de Educación Infantil comprende desde los tres hasta los seis.
Durante el mismo, se mantiene la comunicación vía agenda con las familias y se introducen contenidos curriculares de mayor peso, así como, el uso de las nuevas tecnologías y del inglés como lengua vehicular y de aprendizaje.


Partiendo del principio de “Globalidad”, utilizamos una metodología activa, ya que la actividad es necesaria para el desarrollo, donde el niño es considerado el protagonista del proceso de enseñanza-aprendizaje. Esta actividad alterna el  juego-trabajo, favoreciendo el enriquecimiento personal y las relaciones sociales entre los niños y las niñas. Al mismo tiempo, nuestro método de trabajo tiene muy presente las características personales de cada niño, por lo que cada niño/a tiene un tratamiento individualizado de acuerdo a su desarrollo madurativo, sin forzar su ritmo de aprendizaje.


Nuestra escuela infantil consta de diferentes espacios para propiciar el desarrollo psicomotor tan importante en estas edades. Las zonas de recreo al aire libre están delimitadas por ciclos y tienen unas características específicas para favorecer el desarrollo psicomotor de cada etapa evolutiva. En el aula de informática y en el aula digital nuestros alumnos/as refuerzan contenidos de forma lúdica, utilizando el inglés como lengua vehicular. El centro también dispone de aula de judo y danza para la realización de dichas actividades extraescolares, una zona de arenero y una piscina adaptada a las edades que comprenden la etapa  de la Educación Infantil.