PRIMARIA

La Educación Primaria es una etapa escolar de carácter obligatorio que va desde los 6 a los 12 años.


Su finalidad es proporcionar a todos los alumnos una formación común que haga posible el desarrollo de las capacidades individuales motrices, de equilibrio personal, de relación y de actuación social con la adquisición de los elementos básicos culturales.


La Educación Primaria es algo primordial para que los niños aprendan a desarrollar sus habilidades y destrezas, ya que gracias a la enseñanza del maestro el niño puede aprender a través de la lúdica y las diferentes estrategias de enseñanza los diversos temas que son de gran interés.


Nuestro centro educativo contribuye a la consecución de los objetivos generales de Educación Primaria y a la adquisición de las competencias básicas con el fin de formar alumnos y alumnas con carácter integral, recibiendo una formación sólida en todas las áreas curriculares, e incidiendo en la importancia del deporte, las lenguas, la música y la educación en valores.

La comunicación con las familias es primordial para favorecer el desarrollo del niño/a. Las agendas nos permiten intercambiar información diaria con las familias sobre diferentes aspectos escolares del alumno/a. Las familias reciben un informe académico mensual donde queda reflejada la evolución del alumno mes a mes.

El centro dispone de zonas al aire libre para que los alumnos puedan disfrutar en su tiempo de ocio y aulas de música, judo y danza para la realización de dichas actividades. En el aula de informática aprenden el uso de diferentes programas para utilizar como herramientas de ayuda al estudio, utilizando el  inlés como lengua vehicular.

 

Educación física 

El deporte y los hábitos de vida saludables han de tener nesariamente una presencia importante en nuestra vida, ya que contribuyen a la consecución de objetivos generales, recogiendo todo el conjunto de prácticas corporales que tratan de desarrollar en los alumnos/as sus capacidades psicomotrices, fisicomotrices y sociomotrices. Con su práctica se contribuye tanto a la formación del carácter, como a la mejora de la autocofianza, que desde edades muy tempranas se debe fomentar para el propio beneficio de los niños/as.


El colegio es un escenario ideal para favorecer los hábitos de vida saludables y el interés por el deporte, ya que ofrece la oportunidad de practicarlo de manera organizada y teniendo en cuenta las necesidades de cada alumno. Se promueve y facilita que cada alumno y alumna llegue a comprender su propio cuerpo y sus posibilidades, así como a conocer y dominar un número variado de actividades corporales y deportivas. De modo que, en el futuro, podrá escoger las más convenientes para su desarrollo personal, ayudándole a adquirir los conocimientos, destrezas, actitudes y hábitos que le permitan mejorar las condiciones de vida y de salud. A su vez, sabrá valorar las posibilidades del movimiento como medio de enriquecimiento, disfrute personal y de relación con los demás.


Por ello, como centro educativo, contribuimos no sólo desde el área de Educación Física, sino también con la práctica de deportes durante el tiempo libre, a lograr y desarrollar en los alumnos/as, entre otras, las siguientes capacidades:

 

  1. Conocer y valorar su cuerpo y la actividad física como medio de exploración y disfrute.
  2. Adoptar hábitos de higiene y de alimentación sana y equilibrada.
  3. Participar en juegos y actividades evitando cualquier clase de discriminación.
  4. Vivenciar el trabajo en equipo, la aceptación de la derrota y el disfrute de una victoria.